Misiones

Ayudar a la niñez indígena marginada, no es una moda ni es “llamarada de petate”, sino un deber de ciudadanos; es una manera de impulsar del desarrollo en los pueblos marginados para evitar que emigren y abandonen su tierra y su familia.