Misiones

Ayudar a la niñez indígena marginada, no es una moda ni es “llamarada de petate”, sino un deber de ciudadanos; es una manera de impulsar del desarrollo en los pueblos marginados para evitar que emigren y abandonen su tierra y su familia.

Llegamos a diversos sectores sociales del país, a través de conferencias, charlas, talleres etc. De desarrollo humano con el fin de promover los valores humanos y sociales para que se logre una mejor convivencia social; lo interesante de estas misiones de impacto social, es que los mismos grupos, empresas, movimientos, organizaciones, familias etc. Nos solicitan la presencia, ha sido de gran éxito, es posible que anualmente contactemos con unas 20,000 personas.