Misiones

Ayudar a la niñez indígena marginada, no es una moda ni es “llamarada de petate”, sino un deber de ciudadanos; es una manera de impulsar del desarrollo en los pueblos marginados para evitar que emigren y abandonen su tierra y su familia.

Se entrelazan historias muy tristes dentro de este orfanato, pero gracias a las actividades que nuestra fundación realiza, al apoyo de empresarios, nos hacemos presentes en las necesidades que nadie ve en este lugar, tratamos de observar lo que realmente les falta a l@s ni@as de esta casa y evitamos duplicar las ayudas que otras organizaciones hacen llegar, de ese modo nos satisface llegar con algo en nuestras manos para vidas destrozadas. Se han adoptado vari@as niñ@s de este lugar, sin duda muy sagrado.